Goldman Sachs probablemente no fue el único banco que utilizó complejas transacciones de divisas para ayudar a países de la Unión Europea a enmascarar sus niveles de deuda, dijo el miércoles el jefe de estadísticas de la UE. En 2001, Grecia llevó a cabo junto a Goldman Sachs una serie de transacciones de divisas para ocultar su deuda. Estas transacciones salieron a la luz cuando el país entró en una crisis de deuda al comienzo de este año.