Goldman Sachs considera que los precios de algunas acciones de empresas financieras reflejan "temores exagerados", y aconsejó a sus clientes comprar en forma selectiva dentro del sector. Morgan Stanley, Lehman Brothers y UBS figuran entre aquellas compañías en las que los temores de los inversionistas sobre su exposición a los volátiles mercados de crédito superan la realidad, afirmó Goldman Sachs.
Para Goldman Sachs, estas entidades podrían incluso recuperar parte del dinero perdido en los próximos trimestres si la situación en los mercados de crédito mejora, después de anular el valor de activos en sus libros por miles de millones de dólares en el último año. Sin embargo, la firma explicó que el deterioro del crédito representa un riesgo a largo plazo para aquellas compañías que dependen de los préstamos hipotecarios, líneas de crédito respaldadas por patrimonio inmobiliario y préstamos para la construcción, como bancos regionales, firmas de financiación hipotecaria y fondos de inversión en bienes raíces. Goldman volvió a recomendar a sus clientes que vendan sus acciones de Fannie Mae (FNM) y Freddie Mac (FRE), empresas de financiación hipotecaria que cuentan con el auspicio del Estado, al afirmar que los elevados costos del crédito seguirán afectado a ambas compañías hasta el "2010 y quizás más allá". Según la firma, las rebajas contables para ajustar valores a los precios del mercado debido a la crisis crediticia en Estados Unidos "exceden significativamente nuestras estimaciones de pérdidas finales". Sin embargo, afirmó que existen señales tempranas de que los incumplimientos de obligaciones en los préstamos "subprime", o de mayor riesgo, han comenzado a estabilizarse, sostuvo Goldman, mientras que los precios de los activos deberían mejorar a medida que se observan los efectos de las inyecciones de liquidez por parte de la Reserva Federal. Otras firmas financieras incluidas en la lista de acciones que Goldman recomienda comprar, además de Morgan Stanley, Lehman y UBS, son American Express Co. (AXP), MetLife Inc. (MET), Bank of New York Mellon Corp. (BK), Franklin Resources Inc. (BEN), Janus Capital Group Inc. (JNS) y NYSE Euronext (NYX). Entre los bancos regionales que Goldman considera que serán afectados por el deterioro de los préstamos de construcción y respaldados por patrimonio inmobiliario se encuentran Wells Fargo & Co. (WFC) y Zions Bancorp (ZION) -cuya calificación fue reducida por la firma de "comprar" a "neutral"- así como Marshall & Ilsley Corp. (MI), que redujo de "neutral" a "vender".