Los analistas de la firma estadounidense prevén un precio medio del petróleo de 90 dólares durante el próximo ejercicio, frente a los 76,5 dólares con los que cotiza en la actualidad el barril tipo West Texas. Las estimaciones de Goldman Sachs para 2011 elevan el precio medio del crudo hasta los 110 dólares.