Goldman se muestra poco optimista con la próxima temporada inmobiliria tras el rally vivido ya.

Goldman opina que en primavera la actividad inmobiliria estadouniense no será tan boyante como se espera.

El mercado sostiene unas expectativas de crecimiento del 20%.