El consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, afirmó hoy que su entidad es "uno de los bancos más fuertes del mundo", ya que el 88% de sus beneficios proceden del negocio de banca comercial, un hecho que les permite "diferenciarse de sus competidores". "Nuestra recurrencia en los ingresos -explicó el directivo-, así como la política de control de costes, la prudencia en la gestión del riesgo y la política prudente de provisiones aseguran la recurrencia de los beneficios". Goirigolzarri subrayó que BBVA fue uno de los cuatro bancos del mundo que vieron aumentar sus ingresos en un año "muy difícil", como lo fue 2008.