GlaxoSmithKline ha llegado a un acuerdo para combinar sus operaciones comerciales en África subsahariana con las de su socio Aspen Pharmacare Holdings, con lo que amplía su estrategia de racionalizar su cartera de principales medicamentos mientras aumenta las ventas de otros fármacos mediante alianzas. Glaxo indicó que se hará con una participación del 16% en Aspen y a cambio la compañía sudafricana comprará ocho medicinas especializadas de Glaxo y una factoría en Alemania. Las actividades comerciales de ambas compañías se combinarán en África subsahariana. Aspen emitirá 68,5 millones de nuevas acciones para GSK. Los analistas indicaron que la operación, aunque es positiva para la compañía farmacéutica británica, no sorprende y no debería tener un gran impacto en los resultados del grupo.