El ministro alemán de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, aseguró a última hora de ayer (madrugada en España) que el gigante automovilístico General Motors parece interesado en ayudar en la salvación de su filial Opel en Europa. En declaraciones a la prensa tras reunirse con el director ejecutivo de General Motors, Rick Wagoner, Guttenberg dijo que la clave de este rescate es la localización de un inversor privado y la matriz estadounidense podría adquirir una participación minoritaria, aunque aún queden preguntas por resolver. Guttenberg se reunirá hoy con el secretario de Estado norteamericano, Timothy Geithner. El Gobierno alemán se ha mostrado dispuesto a ayudar a Opel siempre y cuando ninguna contribución estatal derive a General Motors, que actualmente busca su propio plan de ayuda de la administración de Estados Unidos. Opel, por su parte, ya ha manifestado que necesita apoyo financiero para sobrevivir, de unos 3.300 millones de euros.