Las ventas del fabricante estadounidense de coches General Motors cayeron un 44,7% en Estados Unidos en el mes de marzo. Por su parte, las ventas de Chrysler en Estados Unidos cayeron un 39% en el mismo periodo.