El grupo estadounidense General Motors dio hoy un nuevo paso en su plan de reestructuración al poner a la venta su filial Nexteer Automotive, especializada en la producción de sistemas de dirección eléctricos e hidráulicos, anunció la compañía. Esta empresa cuenta con una plantilla de 6.200 trabajadores y dispone de 15 plantas de producción, seis centros de ingeniería y catorce centros de atención al cliente, distribuidos en Norteamérica, Sudamérica, Asia y Europa (no tiene presencia en España)