El consorcio automovilístico estadounidense General Motors ha decidido construir un nuevo vehículo pequeño en su planta de Orion Township, cerca de Detroit (Michigan), lo que podría ayudar a mantener puestos de trabajo, aunque estará unido al cierre de las instalaciones productivas de los estados de Wisconsin y Tennessee. Según informaron fuentes cercanas a la operación, General Motors, que se encuentra en proceso concursal desde el pasado 1 de junio, ha preferido fabricar un nuevo coche pequeño en Orion Township en lugar de en otras localizaciones como Janesville, Wisconsin o Spring Hill.