Las compañías Philips, OSRAM y General Electric han firmado un acuerdo para establecer estándares en bombillas fluorescentes compactas en Asia, cuyo mercado tiene un potencial anual de ventas de 7.000 millones de dólares (4.545 millones de euros). Se adhirieron a la iniciativa las empresas china Zhongshan Opple Lighting y la neozelandesa Energy Mad, además de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y consejos de Energía de Australia, Filipinas, Indonesia, entre otros. El estadounidense Orestes Anastasia, asesor medioambiental de la USAID, indica que "la implantación de un sistema de calidad común es esencial para garantizar la satisfacción del consumidor a largo plazo y para fortalecer el mercado". La mitad de las bombillas fluorescentes compactas que se venden en Asia son de mala calidad: no producen la cantidad de luz que anuncian o su periodo de vida es inferior al prometido.