General Electric ha hecho públicos sus resultados antes de la apertura del mercado, unas cuentas que han estado por debajo de las expectativas. 

El beneficio del cuarto trimestre de General Electric alcanzó 3.800 millones de dólares, ó 0,35 dólares por acción, frente a los 4.800 millones, ó 0,42 dólares, registrados en el mismo período del pasado año. Los ingresos fueron de 38.000 millones, inferiores a los 41.200 millones de 2010. Los analistas de Thomson Reuters esperaban un BPA de 0,38 dólares y unos ingresos de 40.000 millones.

Entre tanto, las acciones de la multinacional conocida como ‘el corazón industrial de USA’ ceden un 3,34%.