El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Tim Geithner, puso al día a los legisladores el miércoles sobre los esfuerzos del Gobierno para rescatar a los mercados financieros, e indicó que las pruebas de estrés a los principales bancos del país han elevado la confianza en el sistema financiero.
En un testimonio preparado con anticipación para ser presentado ante el Comité de Banca del Senado, el secretario dijo que los 19 bancos, a los que se les realizó las pruebas de estrés, han recaudado hasta la fecha más de 56.000 millones de dólares, incluidos 34.000 millones de dólares en capital accionario común.

"De los 56.000 millones, cerca de 48.000 millones han sido planeados o ejecutados por bancos" que, según las conclusiones del Gobierno, necesitan elevar su capital, sostuvo Geithner.

El secretario del Tesoro agregó que los bancos que no tienen un déficit de capital han comenzado a presentar señales de que planean devolver el dinero otorgado por el Gobierno.

Geithner también puso al día al comité sobre los fondos que el Tesoro tiene en su Programa de Alivio para Activos con Problemas, o TARP.  Una tabla adjunta al testimonio escrito muestra que, según la estimación del Tesoro, el programa cuenta con fondos de 123.700 millones.

El monto es levemente inferior al calculo de marzo de 134.500 millones, debido a los pagos nuevos que el Tesoro ha efectuado a los bancos bajo el programa de compras de capital lanzado en octubre. En tanto, ese total incluye las proyecciones del Tesoro de que recibirá cerca de 25.000 millones en devoluciones de fondos del TARP.

Geithner añadió que el Tesoro está dando los últimos toques a un programa de préstamos para las pequeñas empresas, el cual debería comenzar a funcionar dentro de poco tiempo. El funcionario dijo que los programas de la dependencia para combatir los activos tóxicos deberían comenzar a operar en las próximas seis semanas.

Geithner sostuvo que se han observados señales de que la economía y los mercados financieros finalmente están comenzando a recuperarse.