Suez no está de acuerdo con la decisión de la Comisión Europea de multar con 553 millones de euros a la compañía por el reparto con la compañía alemana E. ON  de los mercados francés y alemán del gas y anuncia que recurrirá esta sentencia ante el Tribunal de la Unión Europera. La empresa defiende también que "el contexto legal y reglamentario de la época era muy diferente al del mercado de la energía que conocemos hoy".