Gas Natural está negociando con varios bancos un crédito de 4.000 millones de euros que le permita refinanciar la deuda asumida tras la adquisición de Unión Fenosa, según fuentes. El préstamo se articula en dos tramos, uno de 1.000 millones de euros a tres años y otro de 3.000 millones de euros a cinco años, y se encuentra aún en una fase inicial de negociación.
Fuentes de la gasista presidida por Salvador Gabarró no quisieron realizar comentarios al ser preguntadas acerca del posible lanzamiento de esta operación de refinanciación.

Gas Natural ya realizó una ampliación de capital por 3.000 millones y emisiones en los mercados internacionales para financiar la compra de Unión Fenosa, operación que alcanzó un importe de casi 17.000 millones de euros.

La compañía ha insistido en que la operación de compra de Unión Fenosa no está expuesta a riesgos financieros, ya que el crédito asociado está garantizado.

Tras el anunció de la adquisición, Gas Natural suscribió un préstamo de 18.500 millones con una decena de bancos, entre los que figuran Barclays, BNP, Caja Madrid, Citigroup, ING, La Caixa, RBS, Santander, Société Générale y UBS.

En línea con sus previsiones, Gas Natural cerró 2009 con una deuda de 20.916 millones, después de que su pasivo llegara a alcanzar 26.000 millones. La venta de activos y la ampliación de capital permitieron recortar la deuda. El ratio de apalancamiento actual es del 63,2%.