La compañía energética Gas Natural ha obtenido un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 726,1 millones de euros, lo que supone el 12,2% más que en el mismo periodo de 2006. El beneficio bruto de explotación (EBITDA) ha crecido el 20,2%, hasta los 1.701,5 millones de euros, mientras que la cifra de negocio se ha situado en 7.337,9 millones, lo que supone un descenso del 4,8%.
Las inversiones de la compañía han crecido un 4% en los primeros nueve meses respecto al mismo periodo del año pasado para alcanzar los 798,2 millones de euros. De ellos, 714,1 millones corresponden a inversiones materiales destinadas principalmente al incremento de la red de distribución de gas y a los proyectos de generación eléctrica. La deuda financiera neta de la gasista a 30 de septiembre pasado era de 2.668,5 millones de euros, un 17,2% inferior a la registrada en la misma fecha de 2006. Por áreas Por áreas de negocio, la distribución de gas en España ha genarado un EBITDA de 653,9 millones de euros, el 6,2% más que en el mismo periodo de 2006, en línea con el aumento de la remuneración regulada para el ejercicio 2007. El EBITDA de la distribución de gas en Latinoamérica (Brasil, Colombia y Argentina) creció el 15,7%, hasta alcanzar los 323,6 millones de euros, de los que el 42,8% correspondió a la aportación de Brasil. La distribución de gas en Italia ha situado el EBITDA en 23,5 millones de euros hasta septiembre, un 2,2% más que el mismo periodo en 2006. El beneficio bruto de explotación del negocio de la electricidad en España, que incluye la generación de los parques eólicos, ciclos combinados e instalaciones de cogeneración de la gasista, ha crecido un 2,2% entre enero y septiembre y ha ascendido a 208,3 millones de euros. Las actividades eléctricas en Puerto Rico han sumado un EBITDA de 61,7 millones de dólares en moneda local, lo que supone un aumento del 4% en los nueve primeros meses del año. Exploración y producción El EBITDA de las actividades de upstream (exploración y producción) y midstream (transporte y procesamiento de gas) ha descendido un 14,8%, hasta los 118,3 millones de euros, debido a la menor actividad en el transporte de gas por gasoducto, la caída en la utilización de la flota de buques metaneros y el desfavorable tipo de cambio euro-dólar. Sin considerar el efecto negativo de la variación de la moneda, esta magnitud disminuiría el 8,6%.