Gas Natural Fenosa obtuvo un beneficio neto de 1.441 millones de euros en 2012, lo que supone un incremento del 8,8% en comparación con el ejercicio precedente, pese a contabilizar una menor aportación de plusvalías por la venta de activos.

Gas Natural Fenosa se complace de haber alcanzado los objetivos financieros anunciados en el Plan Estratégico 2010-2012, a pesar del entorno macroeconómico "mucho más exigente" gracias al equilibrio de su perfil de negocio, el crecimiento de su actividad internacional y una "estricta" disciplina financiera.

La cifra de negocio de Gas Natural Fenosa creció un 18,2% en 2012, hasta sumar 24.904 millones de euros.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 5.080 millones de euros, un 9,4% más.

El consejo de administración propondrá a la junta general de accionistas una remuneración al accionista con cargo a los resultados de 2012 de 895 millones de euros, un 8,7% más que el ejercicio anterior, con lo que el 'pay out' se situará en el 62,1%.