Bristol-Myers Squibb registró una ganancia de 743 millones de dólares, ó 43 centavos por acción, durante el primer trimestre, un aumento del 16% frente al beneficio de 638 millones de dólares, ó 32 centavos por acción, en el mismo período del año anterior. Si se excluyen los cargos por reestructuración, los gastos por litigios y otras partidas extraordinarias, la ganancia por acción creció de 42 a 56 centavos. Los resultados más recientes también incluyen un cargo de 3 centavos por acción relacionado con la reciente reforma al sistema de salud de Estados Unidos.