Gamesa suaviza sus subidas a medida que se acerca a niveles de resistencia y tras rebotar más de un 9% en dos sesiones. Un movimiento más que dudoso tratándose de uno de los valores más bajistas del Ibex 35.

Tras revalorizarse más de un 9% desde inicios de semana, hoy Gamesa se apunta una subida del 1% hasta los 1,65 euros, aunque sus movimientos están a merced de la volatilidad, factor que, por momentos, ha llevado al valor incluso a terreno negativo. Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse, comenta que “tras romper la resistencia de los 1,55-1,60 euros podría continuar subiendo con objetivo en 1.96”. No obstante, el experto avisa que “el hándicap de tomar posiciones sería que el último soporte relevante lo encontramos en 1.40 por lo que el ratio rentabilidad/riesgo no me parece suficientemente atractivo como para comprar en la superación de resistencias, y a pesar, de considerar que podría subir fuertemente”.

Gamesa se apunta una mejora de recomendación (a 12 meses vista) por cortesía de Carax-Alphavalue, casa que aconseja compra el valor, al cual le fija un precio objetivo en 1,86 euros. Desde precios actuales, Gamesa tendría un potencial de revalorización del 12,34% hasta este nivel objetivo.

No obstante, no podemos olvidar que éste es uno de los valores más bajistas del Ibex 35 de los últimos años, por lo que supone una apuesta demasiado arriesgada para los inversores conservadores. Para aquellos más cautos, desde el departamento de análisis de Renta 4 aconsejan “esperar a que los 1,69 euros funcionen como resistencia a corto plazo, por lo que venderíamos parcialmente posiciones ya adoptadas en previsión de posible corrección a corto plazo desde estos niveles de resistencia”.

Además, el ratio comparativo entre Gamesa y el Ibex 35 juega en contra de la energética. Gamesa se ha dejado en el año un 55,58%, mientras que el selectivo pierde un 14,13%.

Y, aunque el ratio comparativo entre Gamesa y Vestas mantiene una tendencia alcista, ésta parece comenzar a deshacerse. “Gamesa se venía comportando mejor que Vestas, pero esta última sería la mejor opción apostando por subidas en el sector”, dicen desde Renta 4.

Desde el punto de vista fundamental, la compañía informó a principios de semana de un contrato con la china Longyuan para suministrar turbinas con potencia total de 48 MW para un campo eólico en Jiangkou. Sin embargo, Alberto Roldán,Director del departamento de análisis de Renta Variable de Inverseguros, comenta que “que Gamesa no tiene buenos fundamentales de negocio y seguirá lastrada en un plazo razonable de tiempo, 2-3 años. Tiempo en que cogerá aire. Pensamos que la única solución que tiene el accionista de Gamesa es que sea opada. Tiene una capitalización de 420-440 millones de euros por lo que, aun ofreciendo una prima del 50%, estaría un 70% por debajo del precio al que estaba el año pasado. Como el sector está muy caliente, sigo pensando que la única opción es acabar siendo opado. Por separado no gana nada.”. (Ver: Gamesa: con el viento en contra)


COTIZACIÓN GAMESA: