La eventual fusión de los canales de televisión La Sexta y Cuatro constituiría una plataforma muy atractiva para las empresas anunciantes gracias a sus codiciados contenidos de deporte y podría poner en peligro la hegemonía actual de los canales competidores Telecinco  y Antena 3 TV, dijo el lunes JP Morgan en una nota a sus clientes. "Con todo, la llegada de un competidor más fuerte podría neutralizar la buena noticia de una reducción del número de canales en el negocio televisivo en España", dijo JP Morgan.