Funespaña dijo el viernes que cerró el ejercicio 2008 con un beneficio atribuible de 2,43 millones de euros, el doble que el obtenido en 2007, gracias a la venta de activos. En la tabla de resultados del grupo de servicios funerarios, figura un resultado positivo por enajenación de activos de 4,5 millones de euros, frente a 0,9 millones un año antes, cuya procedencia no precisa la compañía. Las ventas de Funespaña en 2008 se mantuvieron en prácticamente el mismo nivel que hace un año, en 75,3 millones de euros, desde 75,1 millones.