Freddie Mac, la segunda mayor fuente de financiación de créditos hipotecarios, redujo su beneficio neto un 45%, hasta los 764 millones de dólares, en el segundo trimestre, debido a que los clientes incumplieron con sus deudas. A pesar de ello, Freddie Mac consiguió volver a los beneficios después de tres trimestres de pérdidas, gracias a un crecimiento en el negocio de garantías para préstamos hipotecarios. El presidente financiero, Buddy Piszel, dijo que la caída de préstamos causada por el deterioro del mercado de la vivienda era responsable por 600 millones de dólares en durante el trimestre.