El Ministerio francés de Defensa anunció hoy un encargo, por 225 millones de euros, de ocho aviones CASA, de la antigua filial española de EADS, que servirán para cubrir las necesidades en transporte militar hasta que llegue el A400M, cuyo programa acumula grandes retrasos. El contrato, suscrito el pasado día 25, prevé la entrega de las ocho aeronaves CN-235 entre finales de 2011 y mediados de 2013, es decir el año de la incorporación a la flota del ejército francés de la primera unidad del A400M fabricado por Airbus Military, la misma filial de EADS que realiza los CN-235.