Francia aportará "una contribución próxima al 20 %" del futuro fondo de rescate europeo, que tendrá un capital total de 700.000 millones de euros y estará activo a partir de julio de 2013, explicó el Ministerio francés de Economía, Lagarde.

Este préstamo galo estará protegido por el estatuto de acreedor privilegiado subordinado al del FMI

El Europeo de Estabilidad (ESM) dispondrá en la práctica de "una capacidad de intervención financiera de 500.000 millones de euros.