El banco francobelga BNP Paribas Fortis ha perdido unos 900 puestos de trabajo a tiempo completo entre enero y marzo, a causa principalmente de las decisiones de no compensar la salida de los empleados o no renovar a contratados externos, informa el periódico "Le Soir". Según este diario francófono, este "éxodo" afecta a las filiales de la entidad en el extranjero, a sus divisiones de negocios e inversiones y a la banca minorista. A su juicio, este recorte de puestos se debe a despidos, la no renovación de contratos externos, las jubilaciones, la salida de empleados que estiman que "su lugar ya no está en Fortis" y, principalmente, a la decisión tomada a finales de 2008 de no compensar la partida de trabajadores.