El grupo bancario Fortis Bank Netherland, que agrupa la mayor parte de los activos holandeses de ABN Amro, registró pérdidas de 18.450 millones de euros en 2008 debido principalmente a la depreciación de los activos de ABN Amro que adquirió el Gobierno holandés, que superaron los 17.000 millones. Por otro lado, la entidad indicó que realizó provisiones por importe de 922 millones de euros para cubrir las pérdidas potenciales ligadas a la estafa perpetrada por Bernard L. Madoff. No obstante, Fortis Netherland precisó que su beneficio operativo, excluyendo el efecto de estas amortizaciones y otros elementos ajenos a su actividad, alcanzó los 604 millones, prácticamente la mitad que en 2007.