Carry with care. El riesgo continúa instalado dentro de un mercado alcista, a la espera de la llegada de posiciones largas. Dicen los expertos que la renta variable está esperando a los inversores largos que provocarán una corrección de entre un 5% y un 10%, aunque, por el momento, los índices siguen tocando techo. Los sectores defensivos y cubrirse en Forex por medio de la lira turca y el dólar australiano son algunas de las opciones

“Los mercados están yendo hacia un mayor riesgo”, asegura Pierre Puybasset, miembro del comité de inversión y portavoz del equipo de gestión de Financiere de L´Echiquier para España. A pesar de la volatilidad –presenta aún en la renta variable- todo apunta a un año de recuperación apoyado en los buenos datos macroeconómicos y “una consolidación desde julio del año pasado”. Por el momento, y a dos días del ‘ok’ del eurogrupo al segundo plan de rescate heleno, Grecia está detrás de la consolidación de las bolsas e inspira cierta calma sobre las maltrechas economías de Portugal y por consiguiente de España e Italia. “El Gobierno italiano está siendo más pragmático que el francés puesto que está ofreciendo soluciones a los bancos. La gente está preparada para tomar más riesgo”, sostiene el analista.

Aún así, Puybasset destaca la distancia que sigue existiendo entre el “lenguaje de los mercados” y el de los políticos en la eurozona y reconoce que “fuera de los países desarrollados también la situación ha empeorado bruscamente”, aunque allí sí “las cosas están mejorando gracias a las nuevas políticas adoptadas”.

Por tanto las distinciones por regiones siguen ahí. “Seguimos siendo pesimistas respecto a Europa donde va a ser un periodo bajo”, afirma Pierre Puybasset que habla de recesión en la zona euro y lo diferencia claramente respecto a Estados Unidos, país que “ya lo hizo muy bien en 2011”, y en el que “las cosas están mostrando cierta estabilización desde el verano pasado. La economía estadounidense se está recuperando, está creciendo lo que demuestra que las compañías confían más en sí mismas”.


Renta variable: tiempo de largos
Nos encontramos en pleno rally bursátil, tal y como reconocen la mayor parte de los analistas, aunque los días podrían estar contados. El consenso de gestores españoles de JP Morgan asegura que la situación se invertirá en el momento en que “el PMI global se dé la vuelta y empiece a bajar desde los niveles actuales de 51 (puede que no lo haga hasta que no alcance los 55-56 puntos)” y cuando los largos conquisten el mercado, todavía no lo han hecho, dicen los analistas, y “cuando el mundo tenga posiciones largas importantes abiertas, el mercado podrá tener una corrección del 5-10%”.

                                    PMI Global (FUENTE: JP MORGAN)

En esta línea se muestran los expertos de M&G Invesments puesto que aseguran que “los mercados empiezan a mostrar posiciones abiertas y oportunidades para acoger a inversores a largo plazo”. Dicen asimismo que es momento de separar cabeza y corazón para invertir. “Es crucial distanciar las decisiones de inversión de cómo te sientes y estudiar objetivamente el valor de las distintas inversiones.” Según M&G, “la euforia o miedo” de los inversores ha dado lugar a unos mercados que han sobrereaccionado.

Mientras, Financiere de L´Echiquier considera que “Europa lo está haciendo bien, mucho mejor de lo que se puede leer en la prensa” y destaca Japón como ejemplo de país con unas muy buenas perspectivas a nivel empresarial, a pesar de que sus compañías “no están buscando inversiones en el exterior”.

La recomendación de la gestora francesa pasa por “compañías suplementarias en lugar de primeras empresas movidas en función del ciclo”. Durante 2011, tan sólo cuatro sectores cerraron el año con un rendimiento positivo: fueron el relacionado con la salud, alimentación, petróleo y gas y bienes de consumo dentro del Stoxx Europe 600. El fondo de ARTY de Financiere de L´Echiquier cuenta con un stockpicking de 54 compañías, en su mayor parte con un alto nivel de inversión.


Forex o cómo evitar el riesgo
El mercado de divisas se presenta como una clara alternativa al riesgo. Hay que tener en cuenta que es el mercado más líquido –con más de 4 billones de dólares de movimiento al día- y que presenta una mínima exposición a los riesgos que en este momento nos constriñen, como es el caso de la deuda periférica en Europa y su máximo exponente, Grecia; a la escalada del precio del crudo y la ralentización de la economía china. Desde la división londinense de Barclays Capital recomienda operaciones en forex para tratar de evitar esta situación. “El trading tendrá que coexistir con los riesgos de los asuntos fiscales en Europa (…) por eso sugerimos estrategias en forex”.

Para ello, los expertos de Barclays Capital apuestan por una de entrar largos en lira turca y dólar australiano frente al euro, libra esterlina y dólar canadiense. La denominada “naive carry strategy” habla también de estar largos en TRY y AUD con pequeñas posiciones en el real brasileño y el rupee indio. “La principal moneda de cambio en este caso es el dólar americano”, concluyen los expertos.

Distribución óptima de la cartera para un grupo de divisas global (FUENTE: BARCLAYS CAPITAL)