El consorcio automovilístico estadounidense Ford anunció que reducirá un 15% su plantilla de empleados administrativos en Estados Unidos durante los dos próximos meses, mediante despidos, jubilaciones voluntarias y otras medidas. El portavoz de la firma con sede en Dearborn, en el Estado de Michigan, Marcey Evans, explicó que su compañía comunicó hoy a sus trabajadores que Ford prevé "reducir el gasto en su personal ejecutivo en un 15% antes del 1 de agosto". "Esto incluye reducciones en las nóminas y en los contratos de trabajo, retiros voluntarios y consolidación de puestos", explicó el portavoz de la multinacional que preside William Clay Ford.