Ford Motor informó que puede sobrevivir el 2009 sin tener que recurrir a ayuda del Gobierno de Estados Unidos, incluso si la tasa de ventas de vehículos nuevos en el mercado interno cae a 9 millones de unidades, según un analista de Barclays Capital. Durante una reunión con analistas en Nueva York, ejecutivos de Ford dijeron el miércoles que cuentan con US$2.000 millones en financiamiento del Departamento de Energía y con una tasa de ventas de autos y camiones en Europa occidental de entre 12,5 millones y 13,5 millones para ayudar a contrarrestar las menores ventas en Estados Unidos. Los detalles de la reunión fueron incluidos en un informe publicado el jueves por Brian Johnson, analista de Barclays Capital. Johnson dijo que se siente "cada vez más cómodo" con la idea de que Ford será capaz de cumplir con sus requerimientos mínimos de efectivo y que finalizará el año con US$14.500 millones.