Ford se convirtió durante el pasado mes de mayo en la marca más vendida en el mercado español, al comercializar 7.048 unidades, lo que supone un descenso del 44% frente a los datos del mismo mes de 2008, mientras que el Renault Mégane se convirtió en el modelo más popular, con 3.688 unidades comercializadas, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam). La segunda posición por volumen de ventas en mayo fue para Seat, que matriculó 6.674 unidades, lo que representa un descenso del 20,5%, mientras que la tercera plaza la ocupó Renault, con 6.457 unidades, un 39,1% menos, seguida de Volkswagen, con 6.134 unidades, un 38,5% menos, y de Peugeot, con 5.541 unidades, un 49,3% menos.