El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisará a la baja sus previsiones económicas de cara a 2009 para mostrar una contracción del 0,6% a nivel mundial y del 3,2% en la zona euro. Estas cifras fueron avanzadas hoy por la consejera especial de director gerente del FMI, Dominique Strauss-Khan, Teresa Ter-Minassian, en una conferencia organizada en Lisboa por el Instituto de Derecho Económico Financiero y Fiscal.
Ter-Minassian, que entre 2001 y finales del año pasado fue la directora del departamento de asuntos presupuestarios del FMI, avanzó que las nuevas previsiones apuntan a una contracción de la zona euro del 3,2% en 2009 y un estancamiento (0,1%) en 2010, las previsiones más pesimistas hasta ahora conocidas.

Por su parte, la economía mundial se contraerá un 0,6% este año y en 2010 registrará una recuperación del 2,3%. Las previsiones a finales de enero eran de un crecimiento del 0,5% y del 3%, respectivamente.

Para los Estados Unidos, el FMI apunta un retroceso del 2,6% en 2009 y un leve crecimiento del 0,2% en 2010, en vez del -1,6% y 1,6%, previstos en enero.

Una situación similar será la del Reino Unido. El FMI anticipa una contracción del 3,8% para este año y de un -0,2% para 2010. Una de las previsiones avanzadas por Ter-Minassian más sorprendentes es la revisión a la baja para la economía japonesa, puesto que el FMI espera que baje un 5%, el doble de lo previsto en enero, en 2009, mientras que para 2010, la economía nipona podría estancarse. No obstante, la responsable de la institución internacional consideró que las previsiones que avanzó están sujetas a "riesgos negativos".