El crecimiento de la economía mundial seguirá "relativamente fuerte" este año, porque países como China, India y Brasil que tiran del crecimiento están "poco afectados" por la crisis financiera, según el director del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn. Strauss-Kahn, sin embargo, ha querido mostrarse "prudente", al explicar que "la apreciación será diferente" si "mañana algún banco revela algo" que aún no se conoce. En ese sentido, asegura que el riesgo está presente. A su juicio, la transmisión de la crisis a la economía real no se ha traducido todavía en una disminución masiva del crecimiento.