El director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn ha acogido con satisfacción la decisión del Banco Central Europeo, en el marco del "fuerte programa de ajuste de Grecia", de suspender la aplicación de manera indefinida de los criterios mínimos de calidad aplicados a la deuda soberana griega que acepta como garantía en las operaciones del Eurosistema.