La agencia de calificación de riesgo crediticio ha revisado al alza, de 'negativa' a 'estable', la perspectiva de ráting sobre Rusia, que se mantiene en BBB. Fitch cita en esta mejora el rebote registrado en el precio del petróleo.