La agencia internacional Fitch ha rebajado al grado especulativo (también conocido como 'bonos basura') las calificaciones crediticias asignadas a los grupos automovilísticos Fiat, PSA Peugeot-Citroën y Renault, mientras que los 'rating' de Daimler y Volkswagen tienen asociada una perspectiva negativa para una posible rebaja. En el caso de Fiat, PSA y Renault, Fitch rebaja la calificación de la deuda a largo plazo desde 'BBB-' (calidad aceptable) a 'BB+' (calidad cuestionable). La perspectiva asociada a estos 'rating' es negativa, por lo que podrían producirse nuevas rebajas. Por su parte, Daimler y Volkswagen mantienen sus calificaciones en 'BBB+' (calidad aceptable), aunque podrían afrontar una rebaja de sus 'rating', ya que las perspectivas asociadas a los mismos son también negativas.