La agencia de calificación de riesgos Fitch ha puesto en vigilancia negativa el rating de la patronal de las cajas de ahorros españolas, la CECA, debido a que su negocio con estas entidades se verá afectado negativamente por "la aguda contracción de la economía y el sector inmobiliario español". En un comunicado, la compañía sostiene que la CECA también se ve perjudicada por la devaluación que ha sufrido su cartera de titulizaciones como consecuencia de la congelación de los mercados desde mediados de 2007. Aunque destaca la capacidad de la patronal de las cajas para "absorber mayores pérdidas" relacionadas con esa cartera de bonos, advierte que el rating de la CECA podría ser reducido si continúa deteriorándose o bien si su negocio intrínseco de servicios a las cajas sigue debilitándose. Fitch recuerda que la principal actividad de la CECA se centra en los servicios financieros a las cajas de ahorros y en la promoción de servicios comunes que permitan reducir costes y en mejorar los riesgos de gestión, tecnológicos y laborales.