El Gobierno filipino aseguró hoy que tomará las medidas necesarias para salir de la lista negra de países que no han adoptado las normas internacionales contra la evasión de capitales, hecha pública el jueves por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). "Somos abiertos y transparentes, pero ya se sabe que estas cosas son relativas (...). De todos modos, el Gobierno filipino dará los pasos que sean necesarios para cumplir con las expectativas de la OCDE", dijo el secretario de Industria, Peter Favila. El secretario de Prensa, Cerge Remonde, coincidió con Favila: "Estamos comprometidos con esos estándares y tenemos la confianza de que cumpliremos los requisitos para salir de esa lista".