Ferrovial afronta una semana clave en la que aprobará su fusión con su filial de autopistas Cintra, reforzará su cúpula directiva y presentará su nueva imagen corporativa.

La compañía de construcción, servicios y gestión de infraestructuras pretende constituir así una "plataforma de crecimiento" de mayor dimensión y más fácil acceso a los mercados capitales.

La consecución de grandes proyectos de construcción y posterior gestión de infraestructuras en los principales países de la OCDE constituirá el principal objetivo estratégico de la nueva Ferrovial. De hecho, el grupo está ya atento a la próxima privatización de aeropuertos de Brasil y Portugal.

Por el momento, Ferrovial aprobará el martes en junta extraordinaria el proyecto de fusión y la composición del consejo de administración del nuevo grupo integrado. Los socios de Cintra lo ratificarán en la correspondiente junta convocada para el jueves.

Entre las novedades del nuevo máximo órgano de gestión de la compañía controlada por la familia Del Pino destaca la incorporación del actual director general del grupo, Iñigo Meirás, quien además asumirá el cargo de consejero delegado. Sustituirá a Joaquín Ayuso, quien a su vez será nombrado vicepresidente.

La fusión de Ferrovial y Cintra se materializará mediante el canje de cuatro acciones de la filial de autopistas por cada título de Ferrovial, lo que arroja una prima del 1,7% en función del cierre de la cotización de las compañías del pasado viernes (Ferrovial concluyó la semana en 33,86 euros y Cintra en 8,320 euros).

'SPLIT'

La integración será de las denominadas inversas, esto es, Cintra absorberá a Ferrovial, pero el grupo resultante mantendrá esta última denominación. De esta forma, la operación conllevará un 'split' (aumento de acciones en que se reparte el capital social mediante una reducción del valor nominal de sus acciones).

El proceso de fusión, con el preceptivo plazo previo a la inscripción en el Registro Mercantil, está previsto que concluya cuando el 4 de diciembre empiece a cotizar el nuevo grupo integrado.

De esta forma, Cintra abandonará la bolsa cinco años después de su colocación y, en caso de mantener su actual cotización, lo hará a un precio similar al de 8,24 euros por título que se efectuó su oferta pública de venta (OPV) de 2004.

En paralelo a la aprobación en junta que marcará una nueva etapa del grupo, y con el ánimo de expresar el "salto hacia delante" que pretende dar, la compañía que preside Rafael del Pino presentará

su primer cambio de imagen de marca en veinte años.

Ferrovial mantendrá la denominación social en color negro y el amarillo del fondo, pero "actualizando sus formas y modernizando el estilo". Así, introducirá cambios en el tipo de letra de la marca y en el tono del color corporativo, e incorporará el gris. El cambio irá acompañado de una "austera" campaña de difusión.