Mostramos las tendencias de crecimiento del beneficio por acción y las estimaciones de las mismas, para determinar la posible tendencia en el precio de la acción.

Como analizamos debajo las tendencias de estos crecimientos han servido para intuir una dirección en los últimos trimestres. De este modo en el primer trimestre de 2016 se aprecia una inflexión alcista seguida de crecimientos respecto de trimestres anteriores y ello ha derivado en una inflexión en los precios en el primer trimestre de 2016 que se ha prolongado hasta el primer trimestre de este año, cuando las tendencias de crecimiento vuelven a sufrir otra inflexión, esta vez a la baja, y que se prolonga hasta finales de 2018, según estimaciones:

 

 

Estos datos sugieren un importante techo durante el primer trimestre de 2017 de cara a 2017 y 2018

 

 

¿Se corresponde esta tendencia con la previsión en los precios?

Examinamos un gráfico en escala trimestral del valor para darnos cuenta del peligro que presenta de cara a los próximos trimestres. El precio rompía a finales de 2015 la tendencia alcista nacida en los mínimos de 2009, tras varios trimestres de respeto. No sólo eso, durante el primer trimestre de este año ha roto también el paso de la directriz alcista desde los mínimos del año pasado, sugiriendo una continuación de la tendencia bajista iniciada a finales de 2015:

Los indicadores técnicos trimestrales cortan a la baja desde zonas de sobrecompra, lo cual es excepcional en veinte años, siendo la tercera vez en ese periodo que eso pasa, sugiriendo trimestres problemáticos.