El fabricante francés de componentes para automóviles Faurecia, filial del grupo PSA Peugeot-Citroën, cerró los nueve primeros meses del año con una cifra de negocio de 6.647,9 millones de euros, lo que representa una reducción del 29,8% respecto al mismo período de 2008.