Comienza este viernes a cotizar en Wall Street, aunque si atendiéramos al hartazgo de las informaciones da la sensación de que lleva haciéndolo ya meses. Facebook salta al mercado a un precio de entre 34 y 38 dólares por título tal y como fijaba la compañía a última hora de la tarde de ayer, lo que le otorga un valor en bolsa superior a los 100.000 millones de dólares, cinco veces más que el precio al que saltó Google en 2005. Las expectativas son quizás demasiadas con un valor en libros de 100x. ¿Cumplirá? Habrá que concederle, por lo menos, el beneficio de la duda. 

Los datos no sorprenden. Facebook se ha visto obligado en las últimas horas de colocación a ampliar al capital puesto en manos de los inversores ante la abundante demanda. Bloomberg adelanta anoche la cifra redonda: 38 dólares/título para su salida a bolsa. Estas cifras han convertido a la compañía de Marck Zuckerberg en la más valiosa de Silicon Valley en saltar al parqué, a pesar de prácticamente todo; de las dudas, incertidumbres, futuro incierto en tema ingresos e incluso recorrido. Patricia de Arriaga, de Pictet Funds, se muestra optimista, no obstante, al asegurar que aún queda camino por delante puesto que “la penetración de móviles todavía es de un 68%, la publicidad online, tan sólo un 12,3%” dentro de la población a nivel mundial. Además, según cálculos realizados por One to One, en un par de años 5.000 millones de personas contarán con un smartphone, teléfonos inteligentes que brindan mayor presencia a compañías de la talla de Linkedin, Twitter, Groupon (aunque mejor no levantar el polvo que pesa sobre el portal de compras y eso que mejoró las expectativas sobre sus beneficios al presentar un BPA de 0,02 dólares esta semana) y, por supuesto, Facebook. El hecho de nombrar en todas estas compañías unidas hace pensar en si realmente existe una burbuja tecnológica o aquello de las 'puntocom' es una historia anclada en el año 2000.

Luisa Martínez, directora de Análisis de Miramar Capital EAFI, asegura que Facebook vive en el 90% de sus ingresos de la publicidad online y representa el 30% del total de inversión de este tipo en la red. ¿Hay entonces futuro para la compañía de Zuckerberg? El tema quizás no es determinar si existirán años de bonanza -que los habrá- si no hasta qué punto batir expectativas va a pasar a ser una árdua tarea. El primer trimestre de 2012, sin ir más lejos, fue la primera ocasión en la que Facebook presentó un saldo negativo del 12% en sus beneficios, todo un acontecimiento para una empresa que crece -y a la que se exige- múltiplos de dos dígitos cada vez que da a conocer sus cuentas. En todo caso, las últimas compras avalan su trayectoria, según Martínez, en la medida que se ve a Facebook como el “sucesor” directo de Google en base a la línea de negocio que ha ido adoptando. Una de las más sonadas en este último mes fue Instagram, red de fotografías online, por la que Zuckerberg desembolsó 1.000 millones de dólares y ciertamente se la jugó al tratarse de una empresa sin ingresos y con apenas 18 meses desde su creación. Salvando diferencias, esta operación recuerda en parte a la realizada por el magnate Rupert Murdoch cuando se hizo con el 'promotedor' MySpace por valor de 580 millones de dólares en 2005 para pasar a venderlo por solo 35 millones hace un par de años.

APPLE, MICROSOFT (FUENTE: YAHOO FINANCE)


Siendo justos, eso sí, la tan sonada salida al Nasdaq de Facebook se encuentra en el medio de un complicado cálculo: su valor en libros. Si bien Google saltó al parqué con un 51x, Linkedin daba bastante más miedo al comenzar a cotizar con un valor 300x, aunque el tiempo se ha puesto de su lado. “¿Eso es caro o barato?”, reflexiona Enrique Quemada. Depende probablemente de en quién se fije. Google, aparentemente caro, ha demostrado ser una gran inversión con el paso de los años y es que el índice tecnológico garantiza cierta gloria financiera. “Diez años después ha vuelto la ola de Internet”, afirma Quemada, que pese a reconocer cierta 'burbuja' de precios, establece claras diferencias entre el año 2000 y el momento actual. El triunfo de Facebook, en su opinión, depende de su capacidad de cumplir dos retos: “la publicidad”, es decir, mantener el nivel de inversión en su página, y por otro lado, “la privacidad”, tema delicado y muy controvertido para una red social que comparte miles de millones de imágenes de manera diaria. O ¿no sabían ustedes que en Estados Unidos hay más personas que se conectan directamente a Facebook en lugar de a Google? ¿O que ocho de cada diez usuarios entra en su perfil para jugar a los interactivos de Zynga?

“Todos tenemos grabado a fuego la experiencia de las puntocom”, afirma De Arriaga, “pero ahora hay un producto final que poco a poco va penetrando cada vez más. Es un sector con una capitalización de un trillion”. Desde Pictet Funds destacan asimismo que, en tiempos de crisis, el sector tecnológico es un ámbito muy defensivo “con compañías que van a crecer a tasas de dos dígitos”, sino lo están haciendo ya. La cuestión es que la colocación cerrada este jueves 'obliga' al gigante de las redes sociales a “multiplicar por 2,5 su facturación” anualmente y eso no es tarea fácil, menos aún cuando el único ingreso procede de la inversión publicitaria.

GOOGLE, ZYNGA, YAHOO (FUENTE: YAHOO FINANCE)

Otro factor que podría llevar a pensar en este tipo de empresas como generadoras de una burbuja es su carácter inexperto. “Son compañías muy jóvenes”, asegura Martínez, que llegan después de que “Apple y Google revolucionaran el mundo de Internet”. De ahí es de donde procede quizás la principal amenaza para Facebook: Google +, vanagloriado por muchos, y para colmo, gratuito. Eduardo Vicho, jefe de Análisis de M&M Capital Markets, añade además el riesgo de que a este tipo de compañías no les basta “con ir bien”, sino que tienen que ir mejor que bien. No obstante, descarta, al menos, una burbuja como la conocida hace doce años puesto que aquella del año 2000 “involucró a todas las compañías, mientras que la de ahora no llegaría a afectar a valores como Yahoo y Microsoft”.

Pero ¿a qué entorno llega Facebook? En porcentajes, el índice Nasdaq experimenta una revalorización desde que comenzara el año superior al 8%; Microsoft, más del 12% y Apple, grande entre los grandes, suma un 32%. Del otro lado, Google rompe la estadística con pérdidas del 5%, al igual que Yahoo que cede un 6,2% y el fabricante de juegos Zynga que se deja por el camino un 13% entre granja y granja.

Las cifras aportadas por One to One demuestran que el mismo euro invertido en el sector tecnológico frente al resto de áreas concede una revalorización de hasta 25 euros, frente a los 4 de cualquier otro sector. Facebook sólo juega este viernes con una pega y es que “ya hay grandes inversores que tienen preparada la orden de venta en el momento de su debut”, afirma Vicho. ¿Cortos ya? We dont like that. Denles un respiro.


FUENTE: ONE TO ONE CAPITAL PARTNERS