El gigante del petróleo ha superado las expectativas y su beneficio por acción ha aumentado hasta los 2,14 dólares, mientras que en el mismo periodo del año pasado fue de 1,33 dólares.


Las ventas en el último trimestre alcanzaron los 114 mil millones de dólares, frente a los 90,25 mil millones de dólares del mismo trimestre de 2010. Los analistas de la CNBC que siguen a Exxon preveían un beneficio de 2,07 dólares por acción.

Exxon también ha informado de que sus ingresos totales de upstream, que corresponde a la exploración y las actividades de producción, fueron de 8,68 mil millones de dólares. Mientras que los ingresos de downstream, procedentes de la refinería y las actividades de mercado fueron de 1,1 mil millones.

Las revueltas en Oriente Medio y en el norte de África y el aumento de la demanda de crudo, han provocado un ascenso del precio del petróleo por encima de 100 dólares el barril. La mejora de la economía global también ha incrementado la demanda de oro negro.

ExxonMobil cae un 0,64% hasta los 87,22 dólares por acción.