Exxon Mobil, el mayor productor de gas natural de los Estados Unidos, pagó 1,69 billones de dólares a dos exploradores energéticos para obtener las reservas de gas de esquisto de Pennsylvania, y de estados vecinos.

Exxon completó la compra de Phillips Resources y TWP, ambas con sede en Pennsylvania el 2 de junio, según comunicó Alan Jeffers, un portavoz de Exxon. Los empleos de 200 trabajadores podrían conservarse, según recoge Bloomberg en su página.

El productor estadounidense pagó 34,9 billones de billetes verdes a XTO Energy el año pasado, convirtiéndose en el mayor productor del país del otro lado del Atlántico. La adquisición de los recursos de Phillips Resources y de TWP, da acceso a Exxon a 317.000 hectáreas de la Marcellus Shale, una formación geológica rica en gas que se extiende por varios estados de este del país, como Nueva York, Pennsylvania y Virginia Occidental.

“El hecho de que Exxon esté comprando en la actualidad es un voto de confianza en el esquisto de EE.UU.”, dijo Tony Regan, un consultor de Tri-Zen International. “Ha habido una sensación de que la actividad podría haber tocado techo un poco. Exxon es una empresa grande, prudente, y no se han apresurado en estos”, añadió.

Los productores mundiales de energía, como Total y BHP Billiton están invirtiendo en formaciones de esquisto impermeable, frente a los tradicionales métodos de perforación.

En los últimos 10 años, los ingenieros de perforación estadounidenses se han adaptado a las técnicas de fracturamiento hidráulico para liberar el gas de la densa roca de esquisto, desencadenando nuevos suministros que han saturado el mercado de América del Norte y ha bajado los precios.

A las 20.15 hora española, la cotización de Exxon se alza hasta 81,48 dólares, un 0,89% a su favor. En este instante, el precio del West Texas se sitúa en 101,64 dólares.