El Banco de España podría tener que llevar a cabo nuevas intervenciones de entidades, tras la de Caja Castilla-La Mancha, a pesar de la buena salud del sistema financiero español, según reconocieron hoy algunos expertos. Así lo aseguraron en la presentación del número extraordinario sobre 2008 de la revista Economistas, su director, Emilio Ontiveros, y el decano del Colegio de Economistas de Madrid, Juan Iranzo. En cualquier caso, ambos coincidieron en señalar que para subsanar las dificultades de liquidez, hay otros mecanismos además de la intervención. De esta forma, Ontiveros afirmó que sí es posible que haya dificultades de liquidez similares a la experimentada en Caja Castilla-La Mancha, si bien auguró que lo que no es seguro es que se produzca una decisión similar a la tomada con esta caja.