España se ha enfrentado hoy al examen de los mercados con éxito con la colocación de deuda a largo plazo. Se podría decir que repite nota, respecto a la anterior subasta de esta semana, a corto plazo, pues ha logrado colocar más deuda de la prevista, aunque pagando un mayor interés. En total, el Tesoro ha vendido 2.540 millones de euros en bonos a 2 y 10 años.

Por tramos, España ha logrado colocar 1.200 millones en bonos con vencimiento a 2 años. El interés ofrecido a los acreedores, además, se ha rebajado, del 3,49% de la anterior subasta de estas características, al 3,46%. Además, la demanda, ratio al que los expertos estaban atendiendo con especial interés, ha aumentado, de 2 veces a 3,3.

En el lado de la deuda con vencimiento a 10 años, el Tesoro ha logrado vender 1.420 millones de euros. No obstante, el interés pagado ha tenido que ser aumentado, del 5,40% al 5,74%, mientras que la demanda ha subido a 2,4 veces la oferta. Hay que tener en cuenta que esta colocación se hace sin el respaldo de los programas de LTRO, por lo que el BCE ha inyectado liquidez, con vencimiento a 3 años, a los bancos nacionales para comprar deuda soberana española.

El total de deuda colocada asciende a 2.540 millones, ligeramente por encima de los 2.500 previstos.

Según José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup en España, “ha sido una buena subasta, pues la demanda ha sido muy fuerte y el interés es asimilable”. Según el experto, “es excesiva la incertidumbre que hay sobre la colocación del papel pendiente para este año pues, es totalmente asimilable colocar 2 billones en cada una de las 16 subastas a medio y largo plazo que le quedan al Tesoro Español este 2012”.

Tras esta colocación, la prima de riesgo española ha subido muy ligeramente hasta los 405 puntos básicos (404 p.b. previa a la subasta), sin embargo, la rentabilidad del bono español a 10 años frente a su homólogo alemán vuelve a colocarse por encima del 6%.

En el mercado de renta variable, la buena colocación de deuda española no ha sido suficiente para remolcar el Ibex 35. El selectivo sigue a la cola de Europa y arrastra un descenso del 0,4% hasta los 7.049 puntos.

Pero no sólo España se ha sometido hoy al veredicto de los inversores. Francia también ha sido medida con vara. El Tesoro galo ha logrado colocar 2.698 millones en bonos con vencimiento a 5 años. El interés ofrecido a los acreedores se ha ubicado en el 1,83%, por encima del de la última subasta de estas características llevada a cabo en marzo (1,78%). También Francia ha subastado letras con vencimiento en 2015. En este tramo ha logrado colocar 1.730 millones de euros a un interés del 1,06% una rentabilidad del 1,06% (frente al 2,680% previo). En ambos casos, la demanda ha superado la de las anteriores subastas de estas características.