La familia Guerrero, ex accionista de la aseguradora Aresa, adquirida en diciembre de 2005 por Mutua Madrileña por 352 millones de euros, ha comprado el 6% del grupo óptico Indo Internacional, un paquete que estaba en gran parte en manos de la familia Garrigosa.
El nuevo accionista ya ha manifestado que su inversión, ejecutada a través de la sociedad patrimonial Domasa, tiene carácter permanente y que apoya la actual política de gestión de la dirección de Indo, compañía que obtuvo un beneficio de 482.000 euros durante el primer trimestre del año, un 22,7% menos que en el mismo período del ejercicio anterior. Tras esta operación, la familia Cottet se mantiene como principal accionista de Indo, con cerca de un 30% del capital, mientras que los Garrigosa reducen su participación del 17 al 11%, aproximadamente, según han informado fuentes del grupo óptico. Los miembros del consejo de administración de Indo controlan cerca del 62% del capital social de la compañía, que recientemente trasladó su sede de L'Hospitalet de Llobregat a Sant Cugat del Vallés (Barcelona). Las ventas de Indo en 2006 se estancaron en 145,16 millones de euros y la empresa alcanzó un beneficio de 805.000 euros, lo que representa un descenso del 89% respecto al ejercicio anterior.