La Asociación Española de la Banca (AEB) analiza el crecimiento de los depósitos de hogares y empresas residentes en España, que aumentaron en 6.800 millones de euros en agosto en relación al mes anterior, un 0,7%, hasta los 998.000 millones de euros

Son datos del Banco de España referidos al mes de agosto.

El volumen total de depósitos de las entidades financieras aumenta en agosto hasta 1424,6 m.M Euros, más de 4 m.M de aumento en el mes.

La caída en cifra anual se modera hasta un 1,97 % desde el 2,38 % anterior.

Los depósitos de las familias caen ligeramente en agosto hasta 769,7 m.M, pero con un crecimiento anual del 0,74 %.

Los depósitos de las familias suponen el 54,0 % del total, al alza desde el 52,57 % un año atrás.

Los bancos españoles están haciendo un fuerte esfuerzo por mantener una retribución positiva en el ahorro de las familias a través de depósitos, pese a la penalización que reciben de un 0,4 % en sus propios depósitos en el BCE. Y en un escenario de tipos de interés oficiales casi nulo.

Pero es razonable esperar que las familias, como otros inversores, busquen rentabilidades algo mayores, pero con mayor riesgo en otros productos financieros. Al final, buscando una mayor rentabilidad pese a seguir primando la seguridad y confianza que ofrecen los bancos en depósitos.

Con datos del Q1 del Banco de España, los depósitos y efectivo suponían el 40,4 % de los activos financieros de las familias españolas. Pero es un porcentaje dos puntos menor al del mismo periodo del año pasado.