El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció hoy en Viena sus planes de visitar España en abril para potenciar las relaciones bilaterales, entre las que destacó los buenos contactos con las empresas nacionales. En ese sentido, el ex líder cocalero insistió en que siempre que los inversores extranjeros respeten la legislación boliviana, su presencia en el país andino es "bienvenida. "Si un empresario boliviano invierte en España tendrá que someterse a las normas españolas", indicó Morales para reivindicar que las multinacionales respeten la legislación de su país. "Si hablamos de empresas españolas como Repsol, hay entendimiento y dentro de ese principio de socios y no patronos, las negociaciones continuarán para acelerar la inversión", explicó el mandatario boliviano.