Confirma una zona de resistencia en 9,8 euros, potenciada por ser el área donde mayor negociación histórica presenta, lo que requerirá de una intención compradora notable para dejarla atrás.

A corto plazo se aprecia mucha sobreventa a la llegada a la base del canal alcista que surge en julio del año pasado, que además se corresponde con el 62% de corrección de la subida.

Curiosamente esa importante zona técnica de soporte en 8,25 euros coincide con los precios más negativos de los analistas que la cubren.

Recomendación: COMPRA ESPECULATIVA