Los principales índices en Europa tratan de repuntar a pesar del lastre del Dax alemán, al que le pesan la caída de las exportaciones en Alemania. Las Bolsas siguen pendientes de las dudas sobre Italia y la rebaja de expectativas sobre el crecimiento mundial del Fondo Monetario Internacional, constatadas por la desaceleración en China y los descensos en los mercados Asiáticos.  El euro se desinfla y el crudo sigue subiendo.

Los principales índices en Europa tratan de repuntar a pesar del lastre del Dax alemán,

Las principales Bolsas europeas se dan la vuelta en la apertura y minutos después de empezar a cotizar tratan de desligarse de los descensos de los primeros segundos del Dax alemán, lastrado por un mal dato de en las exportaciones.

Así las cosas, Berlin cotiza con avances del 0,19%, Paris suma un 0,19%, Londres remonta 0,17%, el MiB Italiano rebota un 0,75% y el Ibex 35 sube un 0,46%. La media Europea, el EUROSTOXX50 avanza un 0,40%.

En el mercado del crudo remonta y se coloca en torno a los 84 dólares, mientras en el de divisas el euro continuo debilitándose frente al dólar.

Una jornada más, los inversores no perderán de vista Italia dónde la prima de riesgo volvió a dispararse ayer. Como recuerdan los expertos de Alphavalue, el viceprimer ministro de Italia, Matteo Salvini, afirmó que no dará marcha atrás en sus planes presupuestarios pese a la presión de los mercados y añadió que no quiere una Europa sin reglas pero está centrado en el empleo. Por otro lado, Salvini, acusó a Europa de atacar "cada día" a Italia y volvió a afirmar que salir de la eurozona no está en la agenda. Incluso Salvini arremetía contra Pierre Moscovici y Jean-Claude Juncker, afirmando que “son los enemigos de Europa”. La TIR del 10Y italiano subía de nuevo con fuerza, cerrando en el 3,56%.

El resto de Bolsas mundiales, cerradas en estos momentos dejaron notar el desánimo por la rebaja de previsiones de crecimiento del Fondo Monetario Internacional, concentrados en la desaceleración de China y las incertidumbres sobre la fiabilidad del gobierno Italiano y su capacidad para hacer frente a los retos con el Ejecutivo comunitario.

En Asia, la Bolsa de Tokio ha acentúa su corrección al cerrar con una caída del  1,32%, hasta los 23.469 puntos, contagiados por las incertidumbres sobre la desaceleración en China y las caídas del yuan . En el gigante asiático, el Hang Seng ha echado el cierre en plano, en los 26.212 puntos.

Los inversores reaccionan así a la decisión del Banco Popular de China de rebajar los coeficientes de reservas de las entidades de crédito del país con objeto de liberar liquidez al sistema. El mercado lo ha interpretado como la constatación de que la “guerra de tarifas” que mantiene con EEUU está empezando a pasar factura al crecimiento económico del gigante asiático, algo que fue confirmado este lunes por primera vez por las declaraciones de un funcionario chino.

Por su parte, el Dow Jones salvó la última sesión en positivo y el SP500  lo hizo con ligeros descensos. El Nasdaq echó el cierre lastrado por los descensos del sector tecnológico que continúa con los recortes.